El método Stanislavski

 en Consejos, Varios

Esta semana toca movernos a otra disciplina artística como es el teatro. Sin embargo, podemos decir que los  músicos nos asemejamos a los actores porque ambos somos intérpretes. Es por ello que algunas técnicas teatrales pueden ser exportadas a la música.

Durante nuestra formación musical y artística siempre se nos ha hablado que, de una manera u otra, aquello que queramos proyectar tenemos que sentirlo y vivirlo. El problema puede aparecer cuando no lo realizamos en nuestro estudio. Para solucionarlo podemos recurrir a un método usado en teatro y cine, el método Stanislavski.

Este método fue creado por el que le da nombre, Konstantín Stanislavsk. En él se busca que la interpretación sea sentida, y sobretodo vivida, para hacerla lo más real posible.

Un actor que interpreta un personaje tiene que buscar el contexto del personaje, preguntarse el porqué de su manera de ser. Debe conectarse con el papel de tal forma que llegue a convertirse en el propio personaje, incluso en acciones cotidianas fuera del estudio del papel.

En la música pasa lo mismo, somos intérpretes de múltiples personajes cuando tocamos. Estamos describiendo situaciones constantemente, o interpretamos en un estilo el contexto social de una determinada época.

Como músicos no deberíamos centrarnos solo en interpretar las notas, sino también fijarnos en lo que hay tras estas. Para ello estudiaremos la vida del compositor y contexto histórico de la obra que vayamos a interpretar. Conectaremos con la obra y nuestro papel, captando las ideas y reteniendo las sensaciones que estas nos dicen con el fin de intentar expresarla al público.

Así pues, si una obra te transmite la idea de naturaleza y vida, podrías visitar de manera asidua un parque o paraje natural para alimentarte de esas sensaciones y revivirlas cuando vayas a interpretarlas.

Entradas relacionadas