Trompeta | Instrumentos Musicales

 en Historia, Varios

Hoy toca finalizar el mes de noviembre con el instrumento que nos faltaba por comentar de los que componen el quinteto de metales, la trompeta.

Como sabemos, la trompeta es un instrumento de viento metal. Pero en su origen no se construían con este material, si no en madera o huesos. Cuando fueron descubiertos los metales, estos empezaron a usarse, aunque al comienzo eran utilizados para elementos decorativos. Las primeras trompetas datan del tres mil antes de Cristo. Estas eran simples tubos de metal con forma recta y corta. Ejemplos posteriores de estas trompetas aparecerían en la tumba de Tutankamón, las cuales eran llamadas Sneb, y que poseían adornos de representaciones de dioses egipcios.

No sería hasta el Siglo XV cuando aparece la trompeta natural sin llaves, la cual seguiría sería popular durante el Renacimiento y el Barroco. En 1770 se crearía la trompeta de llaves con el objetivo de poder tocar más notas, ya que la trompeta natural solo permitía ejecutar un número limitada de estas. Sería a partir de esta cuando se produciría el mayor desarrollo de la trompeta al convertirla en un instrumento cromático (como la actual). La trompeta de llaves fue inventada por Anton Weidinger, trompeta solista de la corte de Viena, para el que sería compuesto el famoso «Concierto en Mib» de Joseph Haydn. Esta trompeta usa un mecanismo de llaves similar al del saxofón.

No sería hasta 1813 cuando comience a formarse la trompeta tal y como la conocemos ahora, con el sistema de pistones. Y el encargado de esto sería el alemán Blühmel, cuyo mecanismo mejora el también alemán H. Stölzel en 1815, Müller y Satte en 1830 y Perinet en 1839, quedándose finalmente el modelo de este último.

Dentro de la trompeta existen infinidad de variaciones como la trompeta Piccolo para poder tocar en un registro agudo, la trompeta de varas moderna (como un trombón de tamaño reducido) o el fliscorno, un instrumento muy usado en las bandas de música.

A día de hoy, el uso de trompetas en orquestas, big band y combos de jazz es indispensables, por sus multiples timbres; brillante, delicado, descarado, sutil… siendo uno de los instrumentos musicales más polivalentes.

Entradas relacionadas